La pandemia de COVID-19 hace que muchos de nosotros permanezcamos en casa, y estemos sentados mucho más tiempo del habitual. A muchos nos resulta difícil seguir moviéndonos, y seguir practicando la actividad física que hacíamos antes. La situación es aún más dura para quienes no suelen hacer demasiado ejercicio. Se estima que pasamos 4 horas diarias más sentados, de lo que lo hacíamos antes de la pandemia. Es muy frecuente la consulta traumatológica por dolor corporal generalizado, de zona lumbar o piernas, todos ellos en su mayoría producidos por el sedentarismo.

En un momento como este es muy importante que las personas de cualquier edad y capacidad física se mantengan lo más activas posible.
Recuerde que un momento en el que abandone la posición sentada para hacer 3-4 minutos de actividad física ligera —como caminar o realizar estiramientos— ayuda a relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea y la actividad muscular.

El ejercicio físico regular es beneficioso para el cuerpo y el estado psicológico. Puede reducir la hipertensión, ayudar a controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes de tipo 2, enfermedades que pueden aumentar la vulnerabilidad a la COVID-19.

El ejercicio también fortalece los huesos y músculos, aumenta el equilibrio, la flexibilidad y la aptitud física. En las personas mayores, las actividades que mejoran el equilibrio ayudan a prevenir caídas y traumatismos, previniendo de esta manera otras complicaciones agregadas.

La actividad física regular puede ayudar a establecer rutinas cotidianas y ser un modo de mantenerse en contacto con la familia y los amigos claro está con los cuidados necesarios. También es buena para nuestra salud mental, ya que reduce el riesgo de depresión y deterioro cognitivo, retrasa la aparición de demencia y mejora nuestro estado de ánimo general.

¿Cuánta actividad física se recomienda para las personas de su edad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los siguientes niveles de actividad física en función de la edad:
Niños y adolescentes de 5 a 17 años
• Todos los niños y adolescentes deben practicar una actividad física de intensidad moderada o alta durante un mínimo de 60 minutos diarios.
• Al menos 3 días por semana, esto debe incluir actividades que fortalezcan los músculos y huesos.
Adultos mayores de 18 años
• Todos los adultos deben realizar al menos 150 minutos semanales de actividad física de intensidad moderada, o al menos 75 minutos semanales de ejercicio de alta intensidad.
• Para mejorar y mantener la salud del aparato locomotor, se deben realizar 2 o más días por semana actividades que fortalezcan los principales grupos musculares.
• Además, las personas mayores con problemas de movilidad deben realizar ejercicios para mejorar el equilibrio y prevenir las caídas 3 o más días a la semana.

Dr Diego Mana
Especialista Jerarquizado en Ortopedia y Traumatología
MN114202 MP2638

Otros artículos de interés