La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las caídas como: “consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite al paciente al suelo en contra de su voluntad”.

La prevención de caídas puede no parecer un tema principal, pero es importante. A medida que se envejece, los cambios físicos y las condiciones de salud, y algunas veces los medicamentos utilizados para tratar esas afecciones, hacen que las caídas sean más probables. Las caídas son la principal causa de lesiones entre los adultos mayores.

La expectativa de vida está aumentando en todo el mundo. En las grandes ciudades de la Argentina se estima que, en promedio, las mujeres viven hasta los 79 años y los hombres hasta los 72 años.

Las caídas son un problema frecuente en los adultos mayores y se estima que el 30% de los mayores de 65 años tienen riesgo de caerse, al menos, una vez por año. Este riesgo se duplica si la persona ya tuvo una caída.

El riesgo es mayor a medida que aumenta la edad.

¿Dónde ocurren las Caídas?

– 60% dentro de la casa
– 30% en la vía pública
– 10% en centros de salud

Factores que predisponen a caídas

– Haber sufrido caída previa
– Edad > 65 años
– Tener problemas de movilidad (artrosis, Parkinson, secuelas neurológicas)
– Mareos con movimientos bruscos
– Tomar más de 4 medicaciones al día
– Depresión o Demencia

¿Cuáles son las posibles consecuencias de las caídas?

– Síndrome Post Caida.
– Lesiones de la piel y los músculos.
– Fracturas (cadera, fémur, humero, muñeca, costillas).
– Hematomas intracraneales.
– Hospitalización (complicaciones que llevan a la inmovilización y riesgo de
enfermedades iatrogenicas).
– Dependencia (limitación de la movilidad por lesión física).
– Riesgo de institucionalización.
– Muerte.

¿Qué es el Síndrome Post Caída?

– Pérdida de autonomía
– Dependencia
– Depresión
– Confusión
– Inmovilización
– Restricción de las actividades diarias

 

Considere estas seis estrategias simples de prevención de caídas.

1. Haz una cita con tu doctor
Evaluar medicación, revisar eventos previos, problemas de equilibrio? Evaluar Oído y visión

2. Sigue moviéndote
Considere caminar, hacer ejercicio en el agua o tai chi. Reducen el riesgo de caídas al mejorar la fuerza, el equilibrio, la coordinación y la Flexibilidad.

3. Use zapatos cómodos
Use zapatos resistentes y ajustados con suela antideslizante. No usar demasiado taco.

4. Eliminar los riesgos hogareños
– Retire cajas, periódicos, cables, mesas chicas, quite alfombras sueltas de su casa.
– Repare las tablas de piso y alfombras flojas de inmediato.
– Limpie inmediatamente los líquidos derramados.
– Use alfombras antideslizantes en su bañera, o use un asiento de baño.

5. Ilumina tu espacio vital
Coloque luces nocturnas, una lámpara al alcance de su cama para las necesidades de media noche. Encienda luces antes de subir o bajar escaleras.

6. Usa dispositivos de asistencia
– Usar un bastón o un andador para mantenerse estable.
– Pasamanos ambos lados de las escaleras
– Un asiento de inodoro elevado o con reposa brazos
– Barras de agarre para la ducha o bañera
– Un asiento de plástico resistente ducha o bañera, una boquilla de ducha portátil

Otros artículos de interés